¿Cómo afrontar los retos de la digitalización financiera en América Latina?

| Actualidad, digitalización financiera, Finanzas

digitalización-financiera

En los últimos 10 años, el panorama financiero se ha transformado radicalmente. Por un lado, los bancos se han tenido que modernizar para seguir el ritmo de la digitalización y, por el otro lado, las Fintechs han crecido y se han desarrollado de forma acelerada para ser tan robustas como los bancos de toda la vida.

En este contexto diversificado, los consumidores se han vuelto cada vez más exigentes respecto a la seguridad, rapidez y sencillez de los servicios financieros, quieren acceso instantáneo a servicios digitales en todo momento y lugar, desde consultar el saldo y pagar con código QR, hasta echar un vistazo a sus billeteras criptográficas.

En Latinoamérica, el ecosistema fintech se encuentra en expansión y es uno de los sectores con mayor evolución e innovación. De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Finnovista, en los últimos tres años, el número de plataformas aumentó 112%. Ahora existen en la región 2.482 Fintechs aproximadamente. Esta cifra representa casi el 23% de todas las fintech en el mundo.

El aumento en la demanda de nuevos servicios financieros ha traído consigo grandes desafíos también. Los cambios regulatorios, las nuevas amenazas de ciberseguridad y la constante necesidad de innovar de forma ágil para satisfacer la continua evolución de las demandas de clientes son algunos de ellos. No obstante, el sector puede aprovechar los beneficios de la nube híbrida para acelerar la innovación, extraer el valor de sus datos, mantener la seguridad y el cumplimiento usando nubes de industria especializadas.

Hablamos del Open Banking, las APIs, la economía de las plataformas. Y en la nube híbrida pueden encontrar las características tecnológicas para modernizarse con la infraestructura que ya tienen. Esto es particularmente importante, ya que, por ejemplo, sólo 1% de las empresas en Argentina usan un único tipo de nube.

Un ejemplo de una compañía en Latinoamérica aprovechando las ventajas de la nube híbrida es Inswitch, una fintech que ha ayudado a más de 100 organizaciones en el mundo a implementar sus propios servicios financieros digitales en su plataforma Fintech como servicio (FaaS), con más de 75 millones de usuarios activos, gestionando 26 millones de transacciones al mes y un volumen de pago total de 9 billones de dólares. Con tecnología de nube híbrida de IBM, Inswitch ofrece su solución de forma segura y transparente, para cualquier infraestructura tecnológica, mientras mantiene el cumplimiento regulatorio.

Ante la acelerada transformación que está generando todo tipo de nuevos modelos de negocio, es en la nube híbrida donde se encuentra la clave tecnológica para hacerlos realidad: ofrece la manera de integrar a todo el ecosistema de forma voluntaria, multilateral y segura, manteniendo el cumplimiento regulatorio y permitiendo que puedan alinearse bajo una estrategia para el éxito.