Open Finance, el silencioso boom de fintech que pronto dominará LATAM

| Actualidad, digitalización financiera, Finanzas

¿Qué hace a América Latina un gran laboratorio de las nuevas tecnologías financieras? Para empezar, la región es el hogar de una de las poblaciones no bancarizadas más grandes del mundo, con hasta el 70% de latinoamericanos sin acceso a los servicios bancarios tradicionales.

A ello sumémosle que la pandemia fue un gran detonador de las transacciones en línea en la región. Un aproximado de 13 millones de personas en Latinoamérica realizaron una operación digital por primera vez el año pasado.

Quizás por estas razones es que las fintechs han duplicado su tamaño en los últimos tres años en la región. De acuerdo a un reporte de la Association for Private Capital Investment in Latin America (Lavca), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Finnovista, el 39% de la inversión de capital de riesgo en América Latina ha ido al sector fintech.

Vientos de cambio

Vivimos tiempos cambiantes en la manera en que se desarrollan los servicios financieros en los países latinoamericanos y uno de los grandes modelos que está teniendo éxito es el Open Finance.

Hace tan solo unas semanas José Luis López Amador, CEO de la fintech mexicana de Open Banking Finerio Connect, se preguntaba si este nuevo modelo financiero sería la semilla del próximo unicornio mexicano. El optimismo de esta retórica tiene como base la capacidad que estas fintech pueden tener para ser un detonador para que las empresas se expandan y fidelicen su base de clientes, además de implementar nuevas vías de negocio.

A pesar de la reducción de inversión de capital de riesgo en la región, las finanzas abiertas están asomando como uno de los sectores que cobrarán una importancia fundamental en el futuro económico de Latinoamérica. Las diversas rondas que podemos apreciar de fondos de talla internacional nos ofrece un soplo de optimismo a puertas de una posible recesión mundial.