El mundo financiero y la tecnología, ¿una sinergia positiva?

| Finanzas

¿Has pensado alguna vez, qué sería de un sistema financiero sin la incorporación de la tecnología? ¿Consideras que la sinergia entre las finanzas y la tecnología ha sido positiva? Germán Vega Laing, docente de la Escuela Bancaria y Comercial, experto en finanzas y maestro en educación, reflexionó sobre esta evolución para Forbes México, y aquí te presentamos algunas de sus conclusiones.

Varios de los cambios que han tenido los mercados financieros a partir de la llamada era digital han sido muy favorables y esto ha hecho que las cosas se simplifiquen de tal forma que, en la actualidad, pocas veces se requiere de nuestra presencia física para abrir un contrato de inversión, realizar un pago, una transferencia o incluso acudir con un especialista bursátil para operar activos financieros. 

En el mes de agosto de 1996 se implementó el Sistema Electrónico de Negociación, Transacción, Registro y Asignación (BMV-SENTRA Capitales), que en primera instancia nace como un complemento a la operación a “viva-voz”. A partir del 11 de enero de 1999 terminaron definitivamente las operaciones bajo esta dinámica y toda la operación migró al SENTRA Capitales, el cual opera como una red de comunicación que permite tanto a compradores como vendedores realizar operaciones desde distintos lugares en la Bolsa Mexicana de Valores.

Otro de los cambios que se dio a mediados de los años 90 y que transformó el sistema bancario en nuestro país fue la creación de la banca electrónica la cual permitió realizar trámites bancarios utilizando la banca móvil o bien los cajeros electrónicos. El hecho de que la banca fuera evolucionando dio la posibilidad de realizar diversos trámites bajo distintas modalidades: telefónica, en línea o automatizada. 

Sin duda la mayor ventaja de esta adhesión fue la posibilidad de que los clientes pudieran realizar todo desde su casa, oficina o cualquier otro lugar sin necesidad de acudir a una sucursal. 

Inminentemente el marco regulatorio ha ido en pro de la implementación de herramientas tecnológicas que han tenido una alta demanda, tales como la operación en cuentas móviles, transferencias CoDi (cobro digital) y la digitalización de documentos.

Otra de las grandes aportaciones de la inclusión tecnológica al mundo financiero es la creación de las llamadas fintech, empresas que combinan el desarrollo tecnológico y la innovación para ofrecer servicios financieros con características muy particulares. 

Las finanzas digitales le dan la posibilidad a este tipo de empresas de ofrecer una gama de servicios que anteriormente solo podía dar la banca tradicional y que ahora se acercan a los usuarios de manera más ágil y sencilla. 

Sin embargo, el concepto fintech no es algo nuevo, a partir del año 2008 tomó gran relevancia, pues estas empresas empiezan a desarrollarse ampliamente en el rubro de soluciones y creación de nuevos productos con el propósito de mejorar las finanzas en su más amplio contexto. Por ejemplo, dentro de las principales innovaciones tenemos:

  • El lanzamiento del Bitcoin, primera criptomoneda lanzada en el 2009
  • La creación de la primera plataforma de procesamiento de pagos en línea, como lo fue y lo sigue siendo Pay Pal.
  • En al año 2016 se da el lanzamiento de Apple Pay.

En conclusión, la aportación de la tecnología al ámbito financiero ha sido un gran escaparate para la entrada de nuevos productos y empresas que otorgan ventajas como el acceso a una variedad de opciones para los consumidores de servicios financieros y la búsqueda de la innovación para aquellas empresas que compiten todos los días por incrementar sus clientes. Por ello, el impacto que la era digital ha tenido en la industria es totalmente positivo.